Tipos de garantías bancarias

Las garantías bancarias sirven para que la entidad prestamista se asegure de la devolución de los fondos prestados. Existen diversos tipos de garantías por los que el prestamista podrá optar, siempre y cuando le sean solicitadas.

Tipos de garantías bancarias

Es posible que alguna vez te hayas encontrado en una situación de solicitar un préstamo o crédito bancario y la entidad te haya solicitado una garantía. ¿Por qué? ¿Para qué sirve exactamente una garantía financiera? Estas son algunas de las preguntas que muchos os formularéis y que vamos a ir contestando a lo largo de este artículo.

¿Qué es una garantía financiera?

Una garantía financiera o bancaria es un documento que ratifica o avala el cumplimiento de las condiciones en un contrato comercial o financiero. Es decir, es lo que le sirve al banco para asegurar que los fondos prestados serán devueltos cuando el deudor no pueda hacer frente al pago de los mismos.

Así, que tu Historial crediticio haya sido positivo hasta el día de hoy no tiene por qué eximirte de tener que presentar una garantía a la hora de solicitar financiación bancaria.

De igual modo, el hecho de presentar una garantía no exime a la entidad de proceder con el análisis habitual de la operación, es decir, a estudiar la viabilidad del préstamo según la solvencia económica del cliente, así como otras variables de riesgo que de manera habitual contemplan las entidades en su análisis.

¿Qué tipos de garantías existen?

A la hora de solicitar un préstamo, y en caso de que se nos solicite presentar una garantía financiera, existen diferentes modalidades por las que podremos optar. Es importante conocerlas bien para escoger aquella que mejor nos convenga según el tipo de préstamo bancario solicitado y nuestra situación económica actual.

Por ejemplo, ante un posible impago de deuda, ¿preferimos responder con algún bien material del que dispongamos? ¿Tenemos a alguien que nos pueda avalar la operación? ¿O nos conviene responder con nuestros fondos de inversión, depósitos a plazo fijo, etc.?

A continuación se detallan las diferentes opciones de garantías que existen:

 

Tipos de Garantías

 

Personal
(prestatario o avalista)
Real
HipotecariaPignorada
Responde con todo su patrimonioSe afecta un inmueble (vivienda, terreno)

Se afecta un bien distinto a un inmueble (acciones, fondos a plazo fijo, inversiones)

1. Garantía personal

El préstamo con garantía personal es aquel en el que el prestatario responde con todo su patrimonio, bienes y derechos tanto presentes como futuros, sin que ningún bien concreto quede afecto o sujeto al pago del préstamo de forma especial.

La garantía personal suele ser la garantía típica en los préstamos personales o créditos al consumo. Al no contar con una garantía específica, el tipo de interés aplicable en los préstamos y créditos con garantía personal suele ser más elevado, por un mayor grado de riesgo para la entidad prestamista.

Préstamos con aval

Un aval es una modalidad de garantía personal en la cual una persona física o jurídica, el avalista, responde con todo su patrimonio frente a la deuda de la persona avalada. El avalista estará obligado a pagar siempre y cuando el prestatario avalado sea incapaz de pagar o sea insolvente.

Se recomienda ser precavidos a la hora de figurar como avalista ante la operación de algún familiar o amigo que nos lo solicite, pues la responsabilidad de responder con nuestros bienes ante una deuda ajena no es ninguna broma.

2. Garantía real

Los préstamos y créditos con garantía real son aquellos en los que el prestatario ofrece alguna de sus propiedades o bienes para que, en caso de impago, el prestamista pueda garantizarse el cobro del préstamo.

Dependiendo del tipo de préstamo, por garantía real puede utilizarse tanto un inmueble, como una hipoteca, o un bien mueble, por ejemplo, un coche en propiedad.

Así, si el deudor no atiende las cuotas del préstamo, el prestamista podrá emprender acciones judiciales directas para ejecutar una venta forzosa de la garantía y recuperar el importe de la deuda más los gastos incurridos.

Garantía hipotecaria

La garantía hipotecaria consiste en garantizar la devolución del préstamo con el inmueble que se está adquiriendo, pasando a manos del banco si se deja de pagar la deuda.

Es decir, si solicitamos un préstamo hipotecario para financiar una vivienda y dejamos de abonar las cuotas establecidas, el banco podría quedarse con la casa.

Garantía pignorada o prenda

El objetivo principal de la garantía pignorada es evitar la garantía real. Pignorar significa dejar en prenda uno o varios bienes distintos de los inmuebles, como pueden ser imposiciones a plazo fijo, participaciones en fondos de inversión, acciones, etc., como una forma adicional de garantía de pago.

Se trata de una fórmula poco frecuente utilizada también para asegurar el cumplimiento de las obligaciones adquiridas, como la devolución de un préstamo.

Si optamos por la garantía pignorada, debemos tener en cuenta que no podremos disponer de los bienes “prendados” durante la vigencia del préstamo.

Fuente: El Plural, Edufinet

Patricia García Beneytez

Patricia García Beneytez

Patricia es Graduada en Economía por la UNED. Ha residido en Irlanda desde 2013 a 2020, donde ha trabajado en empresas financieras.
Ver perfil

Préstamos

Préstamos

04.01.2022

Préstamo personal Carrefour

¿Conoces el préstamo personal de Carrefour? ¡Infórmate de esta alternativa de financiación personal a tu alcance!

Préstamos

21.12.2021

Préstamo personal Alcampo (Presentación del producto)

¿Sabías que Alcampo ofrece financiación a sus clientes? ¡Infórmate aquí y descubre una alternativa adicional si necesitas un préstamo!

Préstamos

14.12.2021

“Luz verde” para cualquier de tus proyectos

¿Necesitas financiación? ¡Infórmate sobre el préstamo personal Luz Verde de El Corte Inglés!